Reseña y opinión

Gabriel García Márquez | Memoria de mis putas tristes

“El sexo es el consuelo que uno tiene cuando no le alcanza el amor”.

36571969_481649718953856_1959879536640262144_n.jpg

Ficha literaria

Titulo original: Memoria de mis putas tristes.

Autor: Gabriel García Márquez.

Género: Novela, ficción.

Número de páginas: 109

Idioma: Español.

País: Colombia.

Año de publicación: 2004

Editorial: Mondadori.

Sobre el autor

gabo.png

Nacido en Colombia, es una de las figuras más importantes e influyentes de la literatura universal. Ganador del Premio Nobel de Literatura en 1982, es además cuentista, ensayista, crítico cinematográfico, autor de guiones y, sobre todo, intelectual comprometido con los grandes problemas de nuestro tiempo, en primer término con los que afectan a su amada Colombia y a Hispanoamérica en general. Máxima figura del llamado «realismo mágico», en el que historia e imaginación tejen el tapiz de una literatura viva, que respira por todos sus poros, es en definitiva el hacedor de uno de los mundos narrativos más densos de significados que ha dado la lengua española en el siglo XX.

Sinopsis

«No debía hacer nada de mal gusto, advirtió al anciano Eguchi la mujer de la posada. No debía poner el dedo en la boca de la mujer dormida ni intentar nada parecido».

Yasunari Kawabata,
La casa de las bellas dormidas

“Una novela tierna y descarnada sobre los amores de un nonagenario y la obsesión por el amor y la pasión perdida al final de la vida. Considerada unánimemente por la crítica como una obra maestra, supone el reencuentro de los lectores con la prosa mágica del colombiano tras diez años sin escribir una novela”.

“Para festejar su nonagésimo cumpleaños un hombre solicita a la madame de un burdel una joven virgen. Mientras se prepara para esa noche recuerda su relación con las mujeres y el amor, a sus padres… Cuando conoce a la niña se encapricha, hasta el punto de quedarse con ella en su casa”.

Opinión

4.5/5

Esta novela (novela corta o cuento largo para mí) narrada en primera persona por el periodista o “el sabio” como le dicen algunos, empieza con un párrafo muy determinante:

El año de mis noventa años quise regalarme una noche de amor loco con una adolescente virgen. Me acordé de Rosa Cabarcas, la dueña de una casa clandestina que solía avisar a sus buenos clientes cuando tenía una novedad disponible. Nunca sucumbí a ésa ni a ninguna de sus muchas tentaciones obscenas, pero ella no creía en la pureza de mis principios. También la moral es un asunto de tiempo, decía, con una sonrisa maligna, ya lo verás. Era algo menor que yo, y no sabía de ella desde hacía tantos años que bien podía haber muerto. Pero al primer timbrazo reconocí la voz en el teléfono, y le disparé sin preámbulos:

—Hoy sí.

Tengo que aclarar primero que no he leído muchos libros de García Márquez, por no decir que nada, sólo un par de cuentos, que no me convencieron hasta el final. Empecé a leer este libro por mera curiosidad por el título, tal vez algo de morbo. Había escuchado sobre el modo de escritura de este autor en esta novela, ese romanticismo erótico y pues me aventure a leerlo, además que es corto y lo lees en una tarde (Eso era lo que estaba buscando).

No me decepcioné nada, me atrapó desde el primer párrafo con un amargo sabor de pensar que un anciano de noventa años quería acostarse con una “adolescente” de catorce años. ¿A quién no le perturba siquiera un poco esa idea? Constantemente en mi cabeza decía: no puede ser, podría ser su abuelo, tal vez bisabuelo. El caso es que lo seguí leyendo porque de verdad no lo quería dejar de leer.

Al cabo que va transcurriendo el relato de este anciano, nos vamos dando cuenta que él se enamora profundamente de Delgadina, nombrada así por el anciano debido a una de sus canciones favoritas, con tan sólo verla desnuda, aunque casi nunca hablaban, había cierta conexión, en donde sólo dormían los dos en una cama de un cuarto rentado. Dicho esto, a lo que voy, es que nunca es tarde para tener al primer amor de su vida, al gran amor de su vida.

Por otra parte, la novela se puede dividir en dos tópicos. Primero, los amores que éste viejo tuvo en su juventud y pasada su edad adulta también. Segundo, el hecho de envejecer. En este segundo punto me pude estremecer un poco por la sencilla razón de la melancolía, de sólo pensar que en algún momento llegaré allá. Es muy emotiva toda está parte de la vejez, ver la otra perspectiva de la vida.

Nunca olvidé su mirada sombría mientras desayunábamos: ¿Por qué me conociste tan viejo? Le contesté la verdad: La edad no es la que uno tiene sino la que uno siente.

No puedo decir que este libro sea el mejor o el peor o compararlo con otro libro, no me atrevería. Cabe resaltar que da unas muy buenas reflexiones del amor, la edad, el sexo, la amistad y la vida en general. Hay unos muy elaborados personajes que puedes llegar a entender, pero eso ya lo sabemos, García Márquez siempre se encarga de eso.

A modo de conclusión, digo que es un buen libro con una prosa muy bellísima, que te puede llegar al corazón si le das una oportunidad.

En serio, terminó con el alma: no te vayas a morir sin probar la maravilla de tirar con amor.

Dime si ya la has leído y cuál es tu opinión acerca de este libro. Un saludo. ❤

Anuncios

2 comentarios en “Gabriel García Márquez | Memoria de mis putas tristes”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s