Frases, Reseña y opinión

Italo Calvino | Las ciudades invisibles (Frases)

“La mentira no está en las palabras, está en las cosas.”

Resultado de imagen para las ciudades invisibles de italo calvino

Ficha literaria

Titulo original: Le città invisibili

Autor: Italo Calvino

Género: Novela (Relato)

Número de páginas: 172

País: Italia

Año de publicación: 1974

Editorial: Giulio Einaudi (yo leí la editorial Siruela)

Sinopsis

Las ciudades invisibles se presentan como una serie de relatos y/o descripciones de viajes que Marco Polo hace a Kublai Kan, emperador de los tártaros… A este emperador melancólico que ha comprendido que su ilimitado poder, poco cuenta en un mundo que marcha hacia la ruina, un viajero imaginario le habla de ciudades imposibles, por ejemplo, una ciudad microscópica que va ensanchándose y termina formada por muchas ciudades concéntricas en expansión, una ciudad telaraña suspendida sobre un abismo, o una ciudad bidimensional como Moriana… Creo que lo que el libro evoca no es sólo una idea atemporal de la ciudad, sino que desarrolla, de manera unas veces implícita y otras explícita, una discusión sobre la ciudad moderna… Creo haber escrito algo como un último poema de amor a las ciudades, cuando es cada vez más difícil vivirlas como ciudades.

Opinión

Para ser sincera con cada uno de ustedes, leí este libro de una manera tal vez diferente a lo que siempre estoy acostumbrada a leer. Lo leí “en orden”, ¿cómo así? Este libro se divide, por decirlo de una manera sencilla, en once grupos cada uno con cinco ciudades. Estas se relacionan de una u otra forma y cada una tiene algo que contar. Así que decide leer grupo por grupo para encontrar semejanzas por ciudades. A pesar de todo este libro es muy diferente a lo que estoy acostumbrada a leer, pero lo que más me gusto y lo que me pareció reamente original fue la compleja estructura, asociando ciudades con distintos elementos y mezclando los pasajes entre sí y con las conversaciones filosóficas entre Marco Polo y Kublai Kan no se quedan atrás. No tiene un hilo conductor fuerte, pero si decides leerlo como yo, puede que te lleves una grata sorpresa.

Captura

Wikipedia

Espero también que te pierdas con las imágenes allí representadas.

❤ Frases ❤ 

Mi libro se abre y se cierra con las imágenes de ciudades felices que cobran forma y se desvanecen continuamente, escondidas en las ciudades infelices.

Los futuros no realizados son sólo ramas del pasado: ramas secas.

Al llegar a cada nueva ciudad el viajero encuentra un pasado suyo que ya no sabía que tenía: la extrañeza de lo que no eres o no posees más te espera al paso en los lugares extraños y no poseídos.

Feliz el que tiene todos los días a Fílides delante de los ojos y no termina nunca de ver las cosas que contiene.

No tengo deseos ni temores —declaró el Kan—, y mis sueños los compone o la mente o el azar.

Las descripciones de ciudades visitadas por Marco Polo tenían esta virtud: que se podía dar vueltas con el pensamiento en medio de ellas, perderse, detenerse a tomar el fresco, o escapar corriendo.

En adelante, de aquel pasado suyo verdadero e hipotético, él está excluido; no puede detenerse; debe continuar hasta otra ciudad donde lo espera otro pasado suyo, o algo que quizá había sido un posible futuro y ahora es el presente de algún otro. Los futuros no realizados son solo ramas del pasado: ramas secas.

Cada habitante de Eudossia confronta con el orden inmóvil de la alfombra una imagen suya de la ciudad, una angustia suya, y cada uno puede encontrar escondida entre los arabescos una respuesta, el relato de su vida, las vueltas del destino.

Aquella mañana en Dorotea sentí que no había bien que no pudiera esperar de la vida.

Del carácter de los habitantes de Andria merecen recordarse dos virtudes: la seguridad en sí mismos y la prudencia. Convencidos de que toda innovación en la ciudad influye en el dibujo del cielo, antes de cada decisión calculan los riesgos y las ventajas para ellos y para el conjunto de la ciudad y de los mundos.

Las imágenes de la memoria, una vez fijadas por las palabras, se borran. –dijo Polo,– Quizás tengo miedo de perder a Venecia toda de una vez, si hablo de ella. O quizás, hablando de otras ciudades, la he ido perdiendo poco a poco.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s